Raúl Espinosa Gamboa

 In Memoriam
Raúl Espinosa Gamboa
Mérida, Yucatán – Cancún, Quintana Roo, México 2016
Actividad: Letras  Difusión
hombre honesto, íntegro, generoso y poseedor de una extraordinaria calidad humana. Originario de la Colonia Yucatán, en la ciudad de Mérida, dedicó buena parte de su vida a la militancia política y fue responsable de la editorial del Partido Comunista Mexicano (PCM) para América Latina, en la que se ocupó de la distribución de las publicaciones del PCM. Viajó por todos los países de Latinoamérica, USA y Europa, departió con personalidades políticas y tuvo la oportunidad de entrevistar a Salvador Allende.
Invariablemente Raúl vestía una impecable guayabera blanca, sus lentes fueron tan inseparables como su boina negra de origen vasco y en ocasiones lo confundían con español, lo que le causaba gracia, era un hombre de símbolos y la portaba como un homenaje al Che. Heredero de años de clandestinidad política, fue un hombre discreto y reservado, un apasionado al Béisbol y connotado historiador.
Su trayectoria editorial fue larga y fructífera, trabajó en diversos medios de comunicación y durante varios años colaboró en la Sección Cultural de Por Esto! de Quintana Roo, en la que publicó ensayos, entrevistas y crónicas así como las columnas “Libros y más Libros” y “El Libro de la Semana” en las que escribía reseñas y comentarios editoriales. Las columnas semanales de Raúl en Por Esto! de Quintana Roo, contribuyeron en gran medida a que el Gran Público se aproximara al conocimiento universal y a la Literatura en particular.
Publicó varios libros entre los que destacan “Rumbo al Bicentenario de la Independencia” y “Juárez y las Leyes de Reforma”, su vocación de divulgador lo condujo junto a Jesús Soberanis y Eduardo Lara, a plasmar sus trabajos de investigación histórica en la serie radiofónica “Diálogos a Contraluz” en la que dos personajes ficticios realizan entrevistas a personalidades históricas descubriendo sus luces y sus sombras. Un trabajo minucioso el que desarrolló Raúl para que de manera concisa, amena y elocuente, en sus guiones se develara la parte humana de sus entrevistados históricos. Sus amigos nos quedamos con la encomienda de continuar con su proyecto y producir “Diálogos a Contraluz”.
En sus columnas, en pláticas de sobremesa y en sus colaboraciones en el programa radiofónico “Desde el Café” fue el primero en vislumbrar la necesidad de la creación de la Secretaría de la Cultura, ignoramos qué tanto haya influido su propuesta en el ánimo de las autoridades del Estado pero lo cierto es que al poco rato, se vio cristalizada. Decía que era sumamente importante que la Cultura fuera atendida como una prioridad y que se integrara al modelo económico y social del Estado.
Fue remarcable su paso por el departamento de comunicación en la Casa de la Cultura de Cancún y desde ahí apoyó a diversos grupos artísticos, músicos y pintores. De trato afable, siempre tenía unos minutos para atender a las personas que lo visitaban o solicitaban su consejo. Lo veíamos en su escritorio aún concluido el horario oficial de trabajo y acostumbraba salir a la puerta de la Casa de la Cultura a fumarse un cigarro y cuando lo saludábamos, compartía sus reflexiones, era un hombre que ejercitaba el arte de la deconstrucción histórica, su mente se mantuvo siempre activa y fue un ser de propuestas y sugerencias.
Su enorme corazón de pronto decidió pararse y nuestro amigo Raúl partió dejándonos a la impermanencia entre las manos. Recientemente había platicado con él y no pudimos concertar una cita porque estaba muy ocupado colaborando con Instituto Nacional Electoral en las recientes elecciones estatales, se le oía contento, estaba entregado a su vocación democrática, no tenía tiempo para más, la equidad social era una de sus premisas.
Ahora sus amigos nos hemos reunido para rendirle diversos homenajes y dejar testimonios escritos de su brillante trayectoria como promotor cultural, historiador, periodista y hombre de entrega a las causas sociales. Aunque no era creyente, como tampoco algunos de sus amigos, celebraremos una misa este miércoles 20 en su memoria. Sabemos que era respetuoso de las creencias y de la diversidad en las expresiones de la Fe, por lo que estamos seguros que Raúl apreciará que podamos recordarlo desde el plano espiritual. Tendremos un programa radiofónico el próximo sábado a las 11 am en Caribe FM, en el que celebraremos su amistad, su calidez y su simpatía. Fue un gran amigo, un buen hombre, un luchador social, un individuo comprometido con su tiempo y tuvo la virtud de entender la evolución del pensamiento, se adaptó a sus tiempos. Sus actos y su obra es lo que abrazamos como valioso testimonio de su paso por nuestro plano existencial.
Buen camino querido Raúl, tus amigos, camaradas, familia y seres queridos te recordamos con aprecio y cariño, nos dejas la tarea de continuar por el sendero de la congruencia, la disciplina, la entrega a la creación y, además de tu bondad, valoramos tu amistad. Abrazo fuerte.
Claudio Obregón Clairin

Gracias a Claudio por este invaluable texto, que se transcribe íntegro, y nos permite rendir merecido homenaje al siempre estimado Raúl Espinosa Gamboa.